miércoles, 26 de diciembre de 2012

EL OLVIDO, LA DESMEMORIA Y LA INVISIBILIZACIÓN

Si una de las cosas  a las cuales hay que tenerle más cuidado, es al olvido, la desmemoria y a la invisibilización, quienes se manejan en el mundo del marketing saben que un individuo, un hombre o una mujer es suceptible de olvidar, precisamente por eso a cada hora y en cada día hay una renovación constante de los productos, las marcas, dispositivos, herramientas, tecnologías, aparatos...(en lo paralelo cuando se adquiere la nueva oferta tan seductora se olvida y se desecha lo que se tuvo, sin ninguna razón o resistencia), Igual sucede en el ámbito de la sociedad, cuando las poblaciones olvidan el terror del nazi- fascismo, y se evidencia un auge de los grupos de extrema derecha en otras latitudes, ¿A que se debe entonces que los pueblos, o los grupos humanos caen en los mismos errores del pasado?, o digamos que, existen ciertos grupos elitescos, que aprovechandose de esa vulnerabilidad del olvido, repiten el pasado en el ahora, haciendolo pasar por lo "nuevo", asi nos encontramos por ejemplo que las "crisis", las repiten una y otra vez, cada vez que grupos mucho más pequeños, acaparan la riqueza, los recursos y el capital, arruinando a sus competidores más cercanos o sacando del juego a los aspirantes a burgueses, a pequeños y medianos comerciantes...

La capacidad tan asombrosa del Olvido ha hecho que generaciones enteras, a   quienes sus padres hicieron todo cuanto pudieron para vestirlos, educarlos y alimentarlos, sean los que por ilusiones, ya sean de ambiciones o por caprichos, derrumben los mejores esfuerzos del BIEN COMÚN, esto sucede además por la enorme influencia perturbadora de una división de clases, una sociedad clasista que corroe el pensamiento y las actitudes colectivas, ya sea cuando se entra en dinámicas institucionales, verticales y se evidencia con fuerza las aberraciones del Poder, cuando a alguien se les sube los humos a la cabeza y suele transformarse en déspota, por la misma dinámica de la estructura, alli pueden cambiar de nombres el encargado, los funcionarios entrantes o salientes, de cualquier ideología o de diferentes corrientes de pensamiento, y dar al final el mismo resultado, porque lo "administrativo" termina por absorber todo el tiempo y el esfuerzo, sin dar mayores soluciones a las expectativas que la gente esperaba desde afuera.

En relación con lo anterior, experiencias que se han dado demuestran, como después de ese enorme sacrificio del Pueblo Ruso por construir el Comunismo, el ensayo terminó siendo primero usufructuado por elites dirigentes y por un solo partido (El Partido Comunista), y después derrumbado por los principales burócratas de éste, dejando al pueblo como espectador de la misma debacle de la URSS, incluso con sectores de la misma sociedad bajo la influencia de la ideología de consumo contribuyendo a su desmoronamiento. 

Hoy vemos como otro ejemplo la "China Comunista" que no es más que la capital de las maquilas transnacionales pagando sueldos de esclavitud y un régimen de horas de trabajo  (hasta 14 o 15 horas diarias) como en el siglo XIX, sin derecho a huelga ni a seguro médico o por accidentes, capitalismo puro, del más salvaje que pueda existir, y pensar que hubo hace 70 años una Revolución triunfante bajo el liderazgo del gran Mao Tse Tung, revolución que insurgió contra lo que hoy vemos...

Uno de los trucos de los ideólogos del capitalismo, para justificar la desmemoria, dicen y resumen todo en lo "dual", lo teológico y hasta argumentan que son cosas del "destino", que unos nacen para ser "clavo" y otros para ser "martillo", se refugian en las estafas creadas en la psicología evolucionista, el darwinismo social, la "ley del mas fuerte" o del más apto, el "destino manifiesto"...

Si no nos falla la memoria, deberíamos responder que podemos construir sin clavos y sin martillos. pero he allí el gran problema: ¿Quienes recuerdan como construir sin clavos y sin martillos?, hoy por hoy todos los problemas se quieren resolver con las respuestas ya dadas, con los mitos que la industria y sus capitalistas establecieron para desplazarnos de nuestra cultura, la capacidad de pensar, por eso es que las supuestas soluciones ya dadas crean tantos problemas y "daños colaterales" u ambientales, que desde el pragmatismo individual no importa porque siempre serán otros quienes pagarán los platos rotos, quienes se verán desarraigados, reprimidos o viviendo en esos campos de concentración para pobres y mano de obra barata que se llaman CIUDADES...

La tercera parte de todo este entramado es la invisibilización, que no es nueva, y se basa y se fundamenta en lo estético, la apariencia de generar una satisfacción individual, un carro, una mansión, un lujo, un deseo o varios deseos, que en el egocéntrico y en el ególatra no tiene límites, ese manejo mediático de perfección, de seducción, de entretenimiento, de "pan y circo", que lo hacen tanto politiqueros como grandes industrias y conglomerados de corporaciones, es ese mismo paralelismo del hombre feliz porque tiene un Blackberry cuando para haber hecho ese "Blackberry" le sacaron los ojos a un niño en una mina de coltan en el Congo, o perdió una mano el obrero que lo ensamblaba en la India o en China, es ese manejo estético que diariamente hacen las cadenas internacionales de medios de información, que dan una apariencia de "felicidad" al mismo tiempo que es todo lo contrario, "Catarsis" les llamaron los filósofos griegos de la antigua Grecia esclavista, si echamos un vistazo podemos ver que este mundo solo ha cambiado en la ultratecnología que al mismo tiempo es un recubrimiento estético, pero el concepto en sí, es el mismo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario